Categorías

Utilidades

Marcas

Guantes de trabajo, elegir categorías y pictogramas

Documentación sobre guantes de trabajo, como elegir la talla, tipos de guantes, pictogramas y normativas actuales. Todo sobre guantes de trabajo.

El inicio mitológico de los guantes:

Cuenta una leyenda griega que la Diosa del amor Afrodita fue la primera en utilizar lo más parecido a un guante, tras ser perseguida en el bosque por Adonis. Sin embargo se conoce que los nórdicos utilizaron los guantes muchísimo antes para protegerse del frío extremo y las heladas que sufrían. Está claro que el uso de guantes o “intento de guantes” de aquel entonces no se parecía en nada a los actuales pero aún así tenía como objetivo el instinto natural de supervivencia, es decir, evitar daños o perjuicios, nada lejos de la actualidad.

Unos años posteriores fueron los romanos los que decidieron aumentar el rango de los guantes, siendo un elemento distinto de riqueza y nobleza, creando clases sociales según el tipo de guantes que llevaban. También se utilizaron guantes tipo manoplas para los combatientes, normalmente protegidos con acero lo que aumentaba desmesuradamente el peso del “guante” hasta un punto de ser insostenible.

Es cierto que los guantes siempre han ido marcando la época a la que nos encontramos, pudiendo saber el grado de desarrollo de una economía (sea rural, en la edad antigua, o industrializada en los orígenes de la revolución industrial). La necesidad de protegerse uno mismo ante las adversidades de la época ha ido desarrollando un tipo de guantes diferentes en cada momento.

Ahora, en el siglo XXI, los guantes siguen su camino dentro de la historia de la humanidad y no dejan de sorprendernos. Los avances y las prestaciones que se han logrado gracias al nivel técnico de fabricación y al grado de protección conseguido firman uno de los avances más significativos en materia de guantes de protección.

Predecir el futuro de los guantes es tan arriesgado como predecir el futuro de nuestra sociedad. Dónde queramos llegar nosotros también van a llegar nuestros guantes. Se comenta la posibilidad en un futuro próximo de crear una sociedad inter-espacial en la luna… no lo duden, los guantes también nos acompañaran en este viajo galáctico evolucionando una vez más para conseguir nuestro bienestar.

De todos modos, empecemos por conocer la normativa actual, aquella que nos explica, nos clasifica y nos diferencia el uso de los guantes en cada una de nuestras aplicaciones del día a día. Solamente teniendo claro estos conceptos básicos tendremos la posibilidad de sobrevivir y continuar nuestro camino, evitando ser parte de la historia.

Los guantes de trabajo son E.P.I.

La definición de EPI, Equipo de Protección Individual, conforme a la definición del Real Decreto 773 / 1997 Art. 2.

"Cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o salud en el trabajo, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin".

Se excluyen de esta definición los siguientes equipos:

La ropa de trabajo corriente y los uniformes que no estén específicamente destinados a proteger la salud o la integridad física del trabajador.

  • Los equipos de los servicios de socorro y salvamento.
  • Los equipos de protección individual de los militares, de los policías y de las personas de los servicios de mantenimiento del orden.
  • Los equipos de protección individual de los medios de transporte por carretera.
  • El material de deporte.
  • El material de autodefensa o de disuasión.
  • Los aparatos portátiles para la detección y señalización de los riesgos y de los factores de molestia.

 

Evaluación de riesgos:

La evaluación de riesgos es una obligación del empresario, siendo una base para una gestión activa de la seguridad y salud en el trabajo. Por lo tanto, tal y como afirma la Ley 31/1995 es obligatorio:

- Planificar la acción preventiva a partir de una evaluación inicial de los riesgos.

- Evaluar los riesgos a la hora de elegir los equipos  de trabajo, sustancias o preparados químicos y del acondicionamiento de los lugares de trabajo.

Es de vital importancia realizar una eficaz evaluación de riesgos. Sus funciones principales, y transcribimos literalmente de la normativa, es la de “estimar la magnitud de aquellos riesgos que no hayan podido evitarse, obteniendo la información necesaria para que el empresario esté en condiciones de tomar una decisión apropiada sobre la necesidad de adoptar medidas preventivas y, en tal caso, sobre el tipo de medidas que deben adoptarse”.

El análisis completo de la evaluación de riesgos y como efectuar sus pasos lo podrán encontrar publicado en el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo del Ministerio.

¿Cuándo se deben utilizar guantes de seguridad al trabajo?

Se deberán utilizar guantes de seguridad al trabajo si la evaluación de riesgos lo concluya. De esta forma querrá decir que el trabajador está expuesto a un riesgo o peligro potencial en cuanto a manos y/o brazos se refiere. La protección individual mediante guantes se precisa cuando el riesgo no puede ser eliminado por los propios controles de la organización, por lo que, una vez efectuados durante la prueba de evaluación, solamente si aún existe riesgo, se deberán utilizar los guantes obligatoriamente. Además, es obligación del empresario asegurar que los trabajadores lleven dicha protección.

¿Cómo elegir qué tipo de guante necesitamos?

Los guantes también deberán seleccionase según la evaluación de riesgos. Según los resultados que concluirán tanto la identificación de los peligros y como la determinación del riesgo así como el nivel de prestación aceptable.

Existe una gran multitud de guantes de trabajo para proteger una gran cantidad de riesgos. Aquello importante es determinar aquellos guantes específicos para proteger lo que la evaluación de riesgo nos exija según las tareas correspondientes a su puesto de trabajo.  Hay que tener en cuenta que muchos guantes pueden ser efectivos en una situación precisa pero no ser validas en el puesto de trabajo en todo su conjunto.

Así pues se deberá elegir adecuadamente para que se pueda desempeñar la actividad de la manera más fácil posible maximizando el nivel más alto de protección.

Se pueden encontrar una gran cantidad de guantes de protección y su diseño dependerá de su aplicación pero también de los materiales utilizados para su confección. Desde guantes con los 5 dedos, guantes con 3 dedos, manoplas, mitones, hasta guantes con puño elástico o de seguridad… Encontraremos tantas variedades que nos parecen infinitas si nos damos cuenta que un mismo riesgo, un mismo peligro o una misma protección al realizar una aplicación concreta, puede satisfacerse con dos o más variedades de guantes.

Elegir el tipo de guante que necesitemos es también pensar en si realmente es deseable ponerse o quitarse el guante en cuestión de milésimas de segundos o disponemos de todo el tiempo que precisamos. Así, será preciso exigir un guante con un diseño que minimice el tiempo de colocación y, de la misma manera, el tiempo de retirada del guante. Solamente minimizando dicho tiempo, en algunos trabajos, evitaremos exponernos al peligro o no lo aumentaremos de forma sustancial hasta el punto de no poder utilizar el guante.

Elegir el tipo de guante también pasa en conocer exactamente qué parte de la mano queremos proteger. ¿Qué parte de la mano deberá ejercer una presión mayor? ¿Qué parte del guante sufrirá un mayor desgaste? ¿Preciso de protección en el dorso y reverso del guante? ¿Necesitamos la misma protección a las dos manos? ¿Nos mantendremos apoyados durante la manipulación? ¿Necesitamos manguito de protección que se solape con nuestro vestuario laboral?Responder a todas esas preguntas (y muchas más) es, sin duda, una obligación para todo aquel que quiera comprar un guante de trabajo. 

Tipos de categorías de los guantes de seguridad:

Los equipos de protección individual se dividen en 3 categorías, I, II, y III, en función del riesgo o peligro que se sometan. Así, como los guantes de seguridad se engloban dentro de los EPI también se clasifican en  las 3 divisiones:

Guantes de Categoría I: engloba aquellos guantes de diseño sencillo, que protegen contra riesgos de carácter leve. Se recomienda que el propio trabajador juzgue por sí mismo de su eficacia contra riesgos mínimos y cuyos efectos cuando sean graduales y, por lo tanto, pueden detectarse a tiempo y sin peligro. Encontramos dentro de esta división, a modo de ejemplo, los guantes de jardinería, los guantes de protección térmica (no superiores a los 50°C)  y los guantes de protección frente a soluciones diluidas de detergentes.

Guantes de Categoría II: incluye aquellos guantes que protegen contra riesgos que no sean mortales o que pudieran causar lesiones graves o muy graves para el usuario. Por tanto, protege de  los riesgos intermedios más habituales en la industria, por ejemplo, del peligro mecánico de los cuales se encuentran, a modo de explicación, los guantes mecánicos, los guantes térmicos (no superiores a 100°C), los guantes de protección frente a motosierras, los guantes de protección al frío y los guantes de soldadores.

Guantes de Categoría III: guantes de diseño complejo, destinados a proteger al usuario de todos aquellos peligros mortales que puedan dañar gravemente o de forma irreversible la salud, sin que pueda descubrir a tiempo su efecto inmediato. Por ejemplo, en esta categoría se incluyen los daños por productos químicos y, por tanto, los guantes de protección química, los de protección térmica (superior a 100 ºC) y los guantes ignífugos para bomberos.

Pictogramas de marcado de los guantes:

Guantes con marcado CE.

Guantes con marcado CE Planas

El marcado CE en un guante es indispensable para la comercialización del mismo. Dicho marcado nos da conformidad que corresponda a una de les tres categorías: I, II o III.

Guantes con marcado EN 388

Guantes con marcado EN 388 Planas

Los guantes con marcado EN388 nos exponen su protección frente a riesgos mecánicos.

Dicho pictograma lleva implícito los valores  y criterios de protección contra las acciones físicas y mecánicas en referencia a la abrasión, corte, desgarro y perforación.

El pictograma muestra un martillo sobre una superficie plana debajo. Siempre se visualizará con 4 cifras correspondientes a las 4 acciones físicas y mecánicas descritas anteriormente:

a) Resistencia a la abrasión, indica el número de ciclos necesarios paradesgastar el guante. A mayor número de ciclos, mayor capacidad de durabilidad delguante. Se mide en ciclos aunque se muestra en un índice del 1 al 4 según las tablas comparativas (intervalos). Valor máximo: 4. Valor mínimo 1.

b) Resistencia al corte por cuchilla, según el número de ciclos determinarála protección al corte según el nivel dado. También se mide en ciclos aunque se muestra en un índice del 1 al 5 según las tablas comparativas (intervalos). Valor máximo: 5. Valor mínimo 1.

c) Resistencia al desgarro, según la fuerza necesaria para desgarrar unamuestra del guante. Se mide en Newtons aunque se muestra en un índice del 1 al 4 según las tablas comparativas (intervalos). Valor máximo: 4. Valor mínimo 1.

d) Resistencia a la perforación, según la fuerza necesaria para perforar unamuestra del guante con un punzón normalizado. Se mide en Newtons aunque se muestra en un índice del 1 al 4 según las tablas comparativas (intervalos). Valor máximo: 4. Valor mínimo 1.

Guantes con marcado EN 407

Guantes con marcado EN 407 Planas

Los guantes EN407 nos protegen contra riesgos térmicos (sea el calor y/o el fuego). Su pictograma viene representado por un fuego ardiendo encima de una barra horizontal. Normalmente los niveles de rendimiento del guante se muestran en 6 números o cifras debajo del pictograma. Se dan por este orden:

-          Comportamiento frente al fuego

-          Contacto con calor

-          Calor por convección

-          Calor radiante.

-          Pequeñas salpicaduras de metal fundido

-          Grandes cantidades de metal fundido

Guantes con marcado EN 374 (Químico y Bacteriológico)

 Guantes con marcado EN 374 (Químico y Bacteriológico)

Guantes con marcado EN347 son homologados para combatir contra los productos químicos y los microorganismos. Normalmente el pictograma se muestra como un recipiente de laboratorio medio lleno con humos tóxicos en la parte superior. El pictograma deberá ir acompañado de un código de 3 dígitos (3 letras). Este código se refiere a las letras de código de 3 productos químicos (de una lista de 12 sustancias químicas definidas como estándar), para las que se ha obtenido un tiempo de protección de al menos 30 minutos.

Letra – Substancia química

A – Metanol

B - Acetona

C  - Acetonitrilo

D - Diclorometano

E - Disulfuro de carbono

F - Toluen

G - Dietilamina

H - Tetrahidrofurano

O - Acetato de etilo

J - n-Heptan

K - Hidróxido de sodio (40%)

L - Ácido sulfúrico (96%).

Guantes con marcado EN 1149

 Guantes con marcado EN 1149

Los guantes de seguridad EN 1149 protegen ante riesgos eléctricos. Por ello esta norma específica los requisitos y métodos de ensayo para los materiales utilizados en la fabricación de guantes que disipan la electricidad para evitar descargas electrostáticas.

Guantes con marcado EN 511

 Guantes con marcado EN 511

Los guantes con el pictograma del copo de nieve (EN511) nos ofrecen protección contra el frío. La normativa mide exactamente 2 aspectos fundamentales:

- Como el material del guante combate el frío.

- Qué capacidad de tiene el guante de aislar el frío.

El pictograma vendrá definido por 3 dígitos según su rendimiento y características de fabricación:

El primer dígito hace referencia al frío convictivo, con un nivel de rendimiento del 0-4. El segundo dígito hace referencia al frío por contacto, también con un nivel máximo de 4 y mínimo del 0.

Finalmente el tercero muestra la capacidad aislante del guante en términos de permeabilidad del agua obteniendo un 1 si la penetración del agua es nula después de 30 minutos y obteniendo un 0 si existe penetración de agua después de 30 minutos.

 Guantes con marcado EN 381-7

 Guantes con marcado EN 381-7

Aquellos guantes que quieran protegernos contra sierras de cadena o similares deberán llevar marcado dicho pictograma.

Guantes con marcado EN 60903

 Guantes con marcado EN 60903

Los guantes con este pictograma protegen ante riesgos dieléctricos. És obvio que para protegerse de los riesgos eléctricos se requiera el uso de guantes especiales. Dichos guantes deben ser fabricados y aprobados de acuerdo con la norma EN 60903 y son los únicos guantes que se deben utilizar cuando, por mínimo que sea, exista el riesgo. De todos modos debemos acertar en nuestra decisión en cuanto a qué guante ofrece la mejor protección y para ello es importante saber qué nivel de tensión puede ocurrir, es decir, a cuanta electricidad nos podríamos someter y hasta qué punto el guante nos debe proporcionar seguridad.

A continuación se muestra una tabla resumen que nos muestra la tolerancia de cada nivel de guante frente a un voltaje eléctrico específico. Como se puede comprobar existen 6 tipos de clases (de la 00 a la 4), cada una compatible para un nivel de voltaje diferente.

 

Clase del guante

Probado en

Aprobado para trabajar debajo de

00

2.500 V

500 V

0

5.000 V

1.000 V

1

10.000 V

7.000 V

2

20.000 V

17.000 V

3

30.000 V

26.500 V

4

40.000 V

36.000 V

 

Guantes con marcado EN 1082

 Guantes con marcado EN 1082

Las prendas con este pictograma protegen ante cortes y pinchazos producidos por cuchillos. Se engloban en esta categoría los guantes de malla metálica y los protectores de los brazos.

Cuando la integridad física contra pinchazos y cortes está en juego debemos asegurarnos que disponemos de un guante EN1082. Habitualmente se usan en aquellos tipos de trabajo tales como en industria alimentaria cuando cortamos, mediante un cuchillo, moviéndolo de un lado para otro acercándolo hacia la mano y el brazo propio o de otro trabajador. Algunos ejemplos de uso de dichos guantes son en carnicerías, industrias alimentarias, manipulación de carne, pescado o marisco, en cocinas, supermercados y en restaurantes con manipulación directa del alimento. Sin embargo, no solamente protegen contra la industria alimentaria, también se utilizan para proteger en la industria plástica, del cuero, industria textil o incluso del papel, siendo, el corte por cuchillo, una actividad de riesgo.

Guantes con marcado EN 10819

 Guantes con marcado EN 10819

Los guantes con este pictograma nos ofrecen una protección contra posibles vibraciones. La normativa implica que los guantes no deberán mejorar vibraciones con una frecuencia moderadamente fuerte (entre 31.5 Hz a 200 Hz). En cambio, ante una vibración de alta frecuencia (entre 200 Hz a 1250 Hz) los guantes tienen la obligación de reducir el nivel de vibración en un 40%.

Guantes con marcado EN 659

 Guantes con marcado EN 659

Guantes de protección para bomberos. Esta norma define los requisitos de rendimiento mínimo y métodos de ensayo para los guantes que a menudo utilizan los bomberos, unos guantes de protección para operaciones especiales contra incendios.

Guantes con marcado EN 12477

 Guantes con marcado EN 12477

Regula los guantes de soldadura.  Esta norma describe cómo los guantes están diseñados para proporcionar protección tanto para la mano como para la muñeca, en todo tipo de tareas de soldadura o trabajos similares. Gracias a ella garantimos que los guantes de soldadura ofrezcan una resistencia a las pequeñas salpicaduras de metal fundido, a la exposición de pequeña durada al calor convectivo y al calor radiante.

Además, los guantes de soldadura también deberán proporcionar protección contra riesgos mecánicos.

Se exige la diferenciación de los guantes de soldador mediante 2 tipos (A y B).

- Los guantes de soldadura del Tipo A se refieren a los guantes que proporcionarán una mayor protección contra el calor.

- Los guantes del Tipo B se refieren a aquellos que ofrecen una menor protección contra el calor. Además, son más flexibles y elásticos.

 

 ¿Qué es el nivel de prestación de un guante?

Anteriormente, y de forma particular según la norma y pictograma que nos encontrábamos, ya se avanzaba tal información. El nivel de prestación de un guante se define como el número que designa la clasificacióno la jerarquíao rango de prestación mediante el cual pueden regularse los resultados de un ensayo.

Por tanto, un nivel alto de prestación corresponde con una mayor protección. Sin embargo, debemos ser conscientes que los niveles de prestación están basados en los resultados obtenidos en un laboratorio, lo cual están cuidadosamente elaborados pero pueden diferir ligeramente de las condiciones reales y físicas del puesto de trabajo en cuestión que nos encontramos.

Siendo una clasificación importantísima para comprar dos guantes entre sí, permiten a los fabricantes mejorar día a día, y a los consumidores a elegir el guante más adecuado para sus aplicaciones. Siempre, conociendo los mínimos defectos de los ensayos, se recomienda realizar las pruebas in situ, para reconfirmar la aptitud del guante para la tarea y el entorno específico.

La clasificación de los niveles de prestación va de 0 a 4, de 0 5 o incluso de 0 a 6. El nivel 0 implica que el resultado está por debajo del valor mínimo establecido para el riesgo dado mientras que 4, 5 o 6 representa la mayor puntuación posible y, por tanto,lo más efectivo.

¿Qué significa el nivel X de prestación de un guante?

Es importante destacar que cuando aparece un signo X (debajo del pictograma en cuestión), en lugar de un número, significa que el guante no ha sido sometido al ensayo, que el método no es adecuado para el diseño o material del guante o bien que está a la espera de recibir las homologaciones.

La talla de un guante de trabajo

Bien sabido que elegir la talla de cualquier prenda es ni más ni menos que fundamental. En el caso de los guantes no es una exepción, a nadie se le ocurre elegir un guante de una talla que no sea la suya y es por ello que las tallas de los guantes de trabajo han sido normalizadas de modo que se ajusten a la gran masa trabajadora.

 Elegir talla de un guante de trabajo

Para su información, cada guante debe llevar marcada la talla correspondiente a la mano a la que se ajusta y el sistema de numeración que se utiliza es la designación convencional de la talla de la mano. Esta correspondiente a la circunferencia de la mano expresada en pulgadas por lo que se traduce a las tallas conocidas por todos los consumidores de guantes: 6, 7, 8, 9, 10 y 11.

De modo orientativo, en la siguiente tabla se recogen las medidas o dimensiones por talla más estándares, aunque simplemente es de modo orientativo puesto que cada guante puede tener sus peculiaridades:

 

Talla del guante

Circunferencia de la mano en mm

Longitud de la mano en mm

Longitud mínima del guante en mm

6

152

160

220

7

178

171

230

8

203

182

240

9

229

192

250

10

254

204

260

11

279

215

270

 

Así, es más que importante seleccionar la talla adecuada para satisfacer las propiedades del guante. Es obvio que un guante no puede ofrecer las máximas prestaciones en materia de tacto si el guante no se ajusta perfectamente a la mano.

Incorporaciones para mejorar un guante de trabajo:

Un guante de trabajo de puede estar fabricado con diferentes incorporaciones para mejorar o para ajustarse en una tarea específica. Entre las muchas incorporaciones que los fabricantes realizan (recogiendo las opiniones de los consumidores) queremos destacar las siguientes, por ser las más comunes y preferidas por nuestros clientes:

- Guantes antiestáticos: adaptación del guante (materiales del guante) para disipar las cargas eléctricas.

- Guantes recubiertos: habitualmente para aquellos que se fabrican con una base de fibras textiles que se puedan recubrir o impregnar de materiales con nitrilo, poliuretano, látex, caucho… Gracias al recubrimiento se logra una mayor protección mecánica, química así como un agarre en seco e húmedo que el guante no podría satisfacer.

- Guantes con resistencia a los productos químicos: los guantes contra riesgos mecánicos también pueden presentar, en alguna medida, cierto grado de resistencia a algunos productos químicos. Esta resistencia adicional puede ser interesante cuando además de requerir la protección mecánica puede mezclarse con productos químicos, tales como grasas y aceites.

- Guantes sin costuras: no es especialmente una incorporación aunque sí que es un elemento diferenciador de un guante en cuanto a su fabricación. Dichos guantes están tricotados sin costuras por lo que aumentan considerablemente la calidad en tacto y manipulación.


Guantes de trabajo por materias primas:

Guantes de trabajo de piel

La piel sigue siendo una de las materias primas más utilizadas para la fabricación de guantes de trabajo. Su gran versatilidad y facilidad de manipulación permite fabricar el guante con unas prestaciones óptimas. Por lo general encontramos dos tipos de piel: piel serraje y piel flor, diferenciándose entre sí por ser la parte interna o externa de la piel. Un guante de piel flor, mayoritariamente, ofrece un tacto más suave y unas propiedades de resistencias mecánicas adecuadas.

Una vez diferenciadas las tipos de piel, es importante destacar las diferentes partes de la piel. La calidad de esta dependerá de muchísimos factores entre los cuales recalcamos el tipo de animal, su edad y la parte del cuerpo de donde se extraiga. Por ejemplo, existen guantes con piel crupón, falta, cuello y culata. El crupón corresponde a la parte central del lomo del animal y suele ser la parte de mayor calidad.

También existen guantes fabricados de pieles sintéticas, muy mejorados en estos últimos años, que consiguen satisfacer al usuario con unas prestaciones similares a la piel natural y con unas resistencias iguales o incluso mayores por la manipulación sintética durante la fabricación.

¿De qué tipos de pieles se puede fabricar un guante?


- Guante de piel de cabra: ofrece una piel suave y flexible, con un tacto más que agradable. Sin embargo no es la mejor piel para conseguir altas propiedades mecánicas.

- Guante de piel de oveja: ofrece una piel similar a la anterior (piel de cabra) pero aumentando claramente la suavidad. Obviamente al disponer de mayor suavidad dispondrá de menos propiedades mecánicas.

- Guante de piel de vacuno: es conocida como la piel de más calidad de todas. Con una excelente resistencia a la abrasión, al corte, a la perforación y al desgarro. Considerado como una de las mejores pieles para la fabricación de guantes de trabajo.

- Guante de piel de búfalo: también de alta calidad aunque inferior a la anterior en lo que a resistencias mecánicas se refiere.

- Guante de piel de cerdo: externamente se puede diferenciar por tener poros en su superficie. Sus cualidades mecánicas son inferiores a los de piel de búfalo y, por tanto, a los de vacuno.

Guantes de trabajo con fibras textiles:

Guantes de algodón: materia prima que proviene de una fibra natural de tacto agradable y transpirable. El algodón también contribuye a que un guante sea antialérgico y con unas propiedades térmicas aislantes.

Guantes de nylon: materia prima muy utilizada para la fabricación de guantes por su facilidad de recubrimiento. Se trata de un polímero sintético perteneciente al grupo de las poliamidas. Es elástico y de él se obtienen buenas propiedades mecánicas.

Guantes de poliéster: material sintético que ofrece una adecuada resistencia mecánica. Es fácil combinarlo con otras fibras naturales como el algodón.

Guantes de fibra de vidrio: tal y como detalla incluye fibra con vidrio fundido para aumentar considerablemente la resistencia mecánica al corte.

Guantes de Kevlar: fibra sintética que proviene de la para-amida, resistente al corte y al calor. Se define como 5 veces más resistente que el hilo de acero, a igualdad de peso.

Guantes de fibra spandex o lycra: fibra fabricada a partir de elastano que nos permite gozar de un guante muy elástico.
 

El recubrimiento de un guante de fibras textiles:

 

Los guantes descritos anteriormente habitualmente son recubiertos con diferentes composiciones para lograr una protección específica ante una situación o aplicación concreta.

Solamente se pueden cubrir los guantes fabricados con fibras textiles, naturales o sintéticas y para conseguir tales efectos se utilizan, en la mayoría de los casos:

- Recubrimiento de látex natural: el látex natural es excelente ante ácidos y sales. Es enemigo de las grasas y se degrada por el efecto del calor. Es importante avisar a los usuarios que pudieran ser alérgicos a las proteínas del látex.

- Recubrimiento de neopreno: fabricado de forma sintética para conseguir prestaciones similares a las del látex natural. El resultado es un neopreno resistente a grasas, aceites y disolventes.

- Recubrimiento de nitrilo: compuesto sintético proviniendo del látex. Alta resistencia a las grasas, aceites y a diferentes tipos de disolventes.

- Recubrimiento de PVC: material sintético que proviene de la mezcla otros materiales también sintéticos. El recubrimiento del PVC es resistente a alcoholes gilcólicos aunque no es recomendable para acetonas ni hidrocarburos.

Tipos de acabados interiores de un guante de trabajo:

 

- Guantes satinados: acabado interior liso y brillante. 

- Guantes empolvados: guantes acabados con polvo interior (ligeramente empolvados) para ponerse y quitarse el guante con más facilidad. El polvo es de almidón.

- Guantes flocados: acabado interior con floca de algodón. Normalmente corta o muy corta. Aumenta el confort y es confortable al tacto. Es útil puesto que absorbe el sudor.  

- Guantes clorados: el guante es lavado con agua clorada. Sirve para reducir el riesgo de alergias en los guantes de látex.

Guantes de trabajo por aplicaciones

 Guantes para riesgos mecánicos:

Ideales para construcción, cerámica, transporte, agricultura, jardinería, en manejo de pequeñas piezas o componentes, ensamblado en general, mecanizado, pintura, microingeniería, instrumentación y elementos de precisión. También en trabajos mecánicos con riesgo de corte. Algunos de ellos totalmente aptos para trabajar en condiciones húmedas tales como recogida de vidrio o basura, reciclado o embotellado.

Se podrán elegir también guantes para la manipulación o fabricación de cerámicas, en pesca o conserveras así como cultivo de crustáceos. Es recomendable darse cuenta si el guante en cuestión es válido también para bajas temperaturas puesto que algunos de ellos pueden servirles.

Muchos guantes para riesgos mecánicos son utilizados para automoción, empaquetado, inspección, en la industria electrodoméstica o en la industria textil (en especial en tapicerías). Sus características basadas en una resistencia mayor que un guante convencional permiten trabajar cómodamente con ellos, siendo una pieza fundamental insubstituibles.

Otra característica fundamental conocer si el guante es apto para alimentaria o restauración (con el sello de restauración) lo que implica que se pueden manipular alimentos con ellos. Algunos combinan aptitud para alimentación y alta resistencia al corte para conseguir ser el máximo de eficientes en industrias como mataderos, pescaderías, carniceros o similares.

Aquellos guantes con un código de resistencias mecánicas con 4 en resistencia a la abrasión pueden utilizarse en ferrallistas y en bloques y vigas. Dichos guantes suelen tener una doble capa de nitrilo para aumentar en resistencia mecánica en todas las tareas de la industria mecánica.

La metalúrgica i la minería también son dos sectores que utilizan guantes de riesgo mecánico. Normalmente con un peso del guante mayor (peso medio o alto) y con acabados un poco más rugosos. Gracias a ello se pueden utilizar en los materiales abrasivos de la industria ferroviaria. A diferencia de los guantes de cuero (hace unos años utilizados) obtienen un mayor rendimiento y duración.

También ocupan su espacio los guantes especiales para condiciones secas dónde el control de calidad sea de alto rigor. Las comprobaciones en materia de calidad en ensamblados eléctricos o en la fabricación de piezas para un vehículo pueden ser dos válidos ejemplos. En el campo de la electrónica o automotriz por disponer de unas prestaciones más que ligeras y con un tacto súper apreciable.

Por otro lado también encontramos guantes de piel flor vacuno ligeros ideales para conductores de vehículos o camiones, estos mantendrán sus óptimas cualidades siempre en seco.

Por último también es conveniente mencionar aquellos que ofrecen una protección total en materia de corte, seguridad máxima 5 de 5 para aquellos trabajos tan exigentes y con un riesgo altísimo de corte.

Guantes para altas temperaturas:

Trabajar en ambientes muy cálidos es un factor importantísimo para determinar las propiedades más apropiadas del guante. Resistir a muy altas temperaturas no es tarea fácil y el guante debe estar bien preparado para permitir realizar el trabajo del usuario con la total seguridad y eficiencia posible.

Guantes con aislamiento térmico totalmente forrados son los más utilizados en trabajos de soldadura o calderería. También en fundición, altos hornos, en la petroquímica…  con cosidos Kevlar aptos para temperaturas de hasta 350ºC.

En esta categoría de guantes encontramos usos en empleos tales como la industria mecánica, en mantenimiento, galvanoplastia y manipulación con líquidos calientes.

Incluso existen unos tipos de guantes con una protección realmente extrema hacia las altas temperaturas en los que se incluye para-aramida y malla metálica en el mismo guante y son aptos para una temperatura máxima de 500ºC.

La mayoría de estos guantes incorporan un manguito más o menos largo de seguridad, para minimizar el riesgo de salpicaduras de metal fundido.

Guantes para bajas temperaturas:

Los guantes térmicos fríos son nuestra salvación cuando se pretende seguir trabajando en unas temperaturas muy bajas con un mínimo de confort. La tecnología empleada para su fabricación ha mejorado muchísimo para conseguir unos guantes ligeros y aptos para trabajos que nunca habríamos imaginado.

Normalmente son guantes hidrofugados (resistencia al agua), aptos para trabajos en el interior i en el exterior.

Una gran cantidad de empleos tales como construcción, ingeniería, transporte, agricultura, jardinería, trabajos a la intemperie… utilizan guantes similares.

Obviamente en cámaras frigoríficas y procesos alimentarios con productos semi congelados son de uso común.

Existen guantes para bajas temperaturas de hasta -40ºC aunque los más comunes osclian entre -20ºC y -10ºC.

Guantes para riesgos eléctricos:

El peligro que conlleva tratar con la electricidad en general hace que los guantes para riesgos eléctricos sean importantísimos para la salud del trabajador.

Guantes para trabajos en tensión dónde se emplean los mejores materiales y mejores tratamientos de fabricación.

Normalmente los guantes eléctricos son numerados (cada uno, individualmente) pues han estado probados uno a uno obteniendo su certificado de calidad.

Guantes para riesgos químicos:

Los guantes de protección para productos químicos o tóxicos son indispensables para trabajar seguro en todo momento.

La industria química y la farmacéutica son las que más utilizan estos tipos de guantes, aunque en galvanoplastia, petroquímica, industria metálica y en la industria automotriz también son fieles consumidores puesto que tratan materiales abrasivos y tóxicos comúnmente.

Guantes industriales:

Los guantes de la industria por excelencia.

Utilizados en la industria de envasados, en procesos de carnes y pescados, en limpiezas, en mataderos, en la industria agrícola, en la construcción, en jardinería (pesticidas), en pinturas… siendo mayoritariamente fabricados de látex, de neopreno o de nitrilo flocado.

Guantes desechables:

Aunque hasta ahora no hemos tratado el tema de los guantes desechables es importante mencionarlos puesto que es fundamental para la industria farmacéutica, en electrónica, la manipulación de alimentos, etc.

Reducir los riesgos de contaminación y aumentar la higiene son sus principales funciones. Los guantes desechables de látex, de nitrilo, de vinilo, polietileno… son utilizados en hospitales, laboratorios, en limpiezas, en pinturas, en jardinería, en terapias, en diagnosis o en el manejo de alimentos. Son una categoría de guantes específica y muy comuna entre los cuales existe una gran variedad. Les invitamos a conocer las diferentes opciones visitando el apartado de nuestra web “Guantes de un solo uso”.

Vídeo del proceso de fabricación de un guante:

A continuación les mostramos un vídeo corporativo de la fábrica de guantes de Gahibre dónde des del segundo 33 hasta el minuto 3 se puede ver distintas fases de la fabricación de guantes.

 

Fuentes:

Elaboración propia.

Wikipedia.

Linkedin.

Ministerio de Trabajo.

Gahibre.