Categorías

Utilidades

Marcas

Trajes de agua en el trabajo

Antes de comprar un traje de agua les recomendamos leer esta información básica para conocer las propiedades del vestuario impermeable y los trajes de agua. Empezaremos por un pequeño estudio sobre cuanta y donde cae más lluvia en nuestro país, como no equivocarnos a la hora de elegir nuestra talla así como una breve explicación de los distintos polímeros más habituales a la hora de fabricar un traje de agua. En la parte final del texto se hace referencia a sus colores, a sus tantas aplicaciones y se da una orientación al lector acerca de los precios de los trajes de agua que existen actualmente.

Empecemos.

Precipitación media anual en España

A continuación mostramos la precipitación media anual (registrada durante los doce meses del año). Este pequeño estudio nos debe de servir para darnos cuenta que vivimos en un país que aunque se considere de “secano” las lluvias son frecuentes y desiguales. Tal y como uno puede imaginarse, la relación entre las lluvias y el relieve del terreno es muy estrecha. Sin embargo hay una tónica clara: las precipitaciones disminuyen de norte a sud. Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, La Rioja, Navarra, norte de Aragón y Catalunya son las regiones que reciben más precipitación.

Precipitación lluvias trajes de agua

Fuente: www.ign.es

Para seguir con nuestro estudio concluimos: Si a partir de estos datos le añadimos las “horas de sol al año” podremos comprobar realmente la posible o pronosticada usabilidad del traje de agua.

En la siguiente tabla hemos recolectado las horas de sol al año de una serie de ciudades españolas. Cabe destacar que la inversa de “horas de sol al año” no significa “horas de lluvia al año” sino que simplemente nos afirma las “horas de nubes” o mejor dicho de “no sol al año”. También es necesario subrayar que partimos de un total de 8.760 horas en un año y se consideran 12 horas para el día y 12 horas para la noche (de forma aproximada y para no complicar los cálculos). Así, de máxima, una ciudad puede llegar a tener 4.380 horas de sol en un año.

Ciudad

Horas de sol

Horas de no sol

Días de sol

Días de no sol

Oviedo

1720

2660

143

222

Bilbao

1760

2620

147

218

San Sebastián

1781

2599

148

217

Santander

1800

2580

150

215

Gijón

1822

2558

152

213

S.Compostela

1822

2558

152

213

Lugo

1933

2447

161

204

Vitoria

1947

2433

162

203

A Coruña

2141

2239

178

187

Barcelona

2635

1745

220

145

Zaragoza

2792

1588

233

132

León

2843

1537

237

128

Valencia

2956

1424

246

119

Madrid

3084

1296

257

108

Benidorm

3090

1290

258

108

Tenerife

3135

1245

261

104

Badajoz

3247

1133

271

94

Sevilla

3252

1128

271

94

Fuente: elaboración propia mediante datos de www.tiempo.com

De la tabla es necesario destacar que más del 60% de los días en Oviedo, en Bilbao, en San Sebastián y en Santander no disponen de sol, lo que implica que las probabilidades de lluvias y chubascos aumentan. Dicho dato se corrobora con el mapa anteriormente mostrado, dónde ya se indica que estas regiones tienen una alta probabilidad de precipitación.

Con todo ello solamente queremos darnos cuenta que la lluvia, la humedad y los chubascos son realmente frecuentes (más en la parte norte del país) y el vestuario impermeable y en particular los trajes de agua son realmente comunes y necesarios para aquellos trabajadores que realizan su jornada de trabajo en el exterior. (Hay que tener en cuenta que algunos trabajos requieren un traje de agua aún trabajando en espacios cerrados, dónde la humedad o el uso de maquinas de agua a presión hacen obligatorio su uso).

El origen del traje de agua

Se dice que el traje de agua nació en Escocia a mediados del siglo XIX. Sin embargo esto sería un “traje de agua” parecido en cuanto a formato a los que todos podemos imaginar –obviamente sin los avances que disponemos hoy en día–. Así pues, el origen legendario del vestuario impermeable es casi tan viejo como el propio hombre, que siempre se las ingenió para resguardarse de la lluvia, ya sea con grandes hojas, pequeñas elaboraciones con ramas y arbustos o con pieles de animales.

>Apunte de historia: Charles Macintosh fue el inventor del traje de agua “moderno” y patentó su invento de tejido plastificado impermeable en 1823 en Glasgow, Escocia. Sin embargo sus primeros modelos tenían dos principales problemas: su mal olor y que se fundían fácilmente con el calor.

Ya en la época moderna se empezó a utilizar el traje de agua para los pescadores de alta mar, que sufrían (y sufren) auténticas tempestades y tormentas sin poder dejar de trabajar. A parte de su uso laboral y acercándonos al día de hoy, se pusieron de moda sobre todo hacía la década de los 70 y 80 del siglo XX, dónde se podían encontrar por la calle paseando elegantemente.

Los polímeros como materia prima

La mayoría de trajes de agua están fabricados sobre una base de estructuras de polímeros. Por mayoría podemos afirmar que casi el 90% de las fibras que componen un traje de agua son polímeros.

Pero, ¿qué son exactamente los polímeros?

Los polímeros son macromoléculas formadas… mejor les invitamos a visitar la Wikipedia para ello. Creemos más interesante aportarles ejemplos prácticos y reales de polímeros naturales que día a día llevamos puestos:

- El algodón, formado por fibras celulosas.

- La celulosa, extraída de plantas y de la madera. Muy utilizada para hacer papel y telas.

- La seda, polímero natural de gran valor entre la industria textil.

- La lana, otro polímero natural que se extrae de las ovejas.

- El hule, que proviene de árboles y arbustos de hevea, también es un buen ejemplo de polímero natural.

Aún así, la gran industria textil, con sus avances y desarrollos, utiliza en su mayor medida, polímeros artificiales que provienen de materiales sintéticos. Dichos polímeros no naturales permiten la fabricación de la mayoría de prendas y vestuarios, entre ellos son la base de la confección de trajes de agua. Gracias a ellos se consiguen diseñar de una forma óptima, minimizando el precio y maximizando la durabilidad de la prenda. Además, dichos polímeros ofrecen unas propiedades muy importantes tales como ligereza o transpirabilidad.

Llegados a este punto creemos necesario matizar que existen varios tipos de trajes de agua según sus materiales de fabricación (todos ellos provenientes de polímeros).

Los trajes de agua de PVC

El vestuario impermeable fabricado con PVC es aquel que incorpora una capa fina de policloruro de vinilo que, una vez tratada, impermeabilizan la ropa.

Hoy en día el PVC se utiliza (en el sector de los trajes de agua) en la fabricación de la mayoría de ellos, sin embargo, existen pocos modelos que no incorporen otros materiales en su composición.   

El PVC es un polímero que ofrece una amplia versatilidad por lo que es utilizado en sectores tan diversos como en obras y construcción, suministros y energía, sanidad, conservación de alimentos y artículos varios que utilizamos diariamente.

Sin embargo, debemos diferenciar dos tipos de PVC: el PVC rígido y el PVC flexible. En el caso del vestuario impermeable solamente se empleará el PVC flexible puesto que sus ventajas encajan estupendamente para su fabricación.

Se le conoce también como el PVC plastificado por lo que si le añadimos su flexibilidad encontramos dos de los principales atributos que un traje de agua precisa.

PVC-fabricación-trajes-de-agua

Dejamos a un lado las propiedades técnicas para su fabricación. En cambio nos centramos en sus principales beneficios:

Principal ventaja: coste de fabricación bajo. Des del 1938 cuando se inició la producción de PVC a gran escala los costes de su obtención fueron disminuyendo, aprovechando unas economías de escala muy productivas para los fabricantes, llegando a minimizar el precio que paga el consumidor de forma drástica desde sus inicios.

Más ventajas:

- Buena firmeza y alta tenacidad: para lograr una prenda suelta, ligera no se debe dejar de lado su tenacidad o firmeza. Dicha propiedad nos permitirá que nuestro vestido de agua quede bien colocado y sea todo lo resistente que debe ser.

- Correcta apariencia: el PVC nos permite acabar el producto con una apariencia notable en cuanto a prestaciones de diseño y usabilidad. Para ello, el resultado final es óptimo cuando se mezcla también con otros materiales.

- Facilidad para limpiar: el PVC plastificado permite limpiar fácilmente su capa exterior con la misma agua o, en caso necesario con agua y jabón neutro. De esta forma se podrá conservar las propiedades del traje sin perjudicar el material.

- Colores para todos los gustos: aunque los trajes de agua normalmente se fabrican en colores azules, verdes o amarillos, el PVC permite utilizar una gran cantidad de colores, siendo una principal ventaja para la fabricación personalizada.

- PVC brillante o PVC mate: añadiendo una composición específica al PVC se puede fabricar de modo brillante o bien en modo mate, sin reflectar.

También nombraremos algunas de las desventajas del PVC:

- Muy sensible al calor: el PVC sufre con las altas temperaturas. Una exposición continuada pudiera perjudicar gravemente su composición haciendo imposible de mantener sus cualidades.

- Proceso y formulación: debe ser formulado adecuadamente para evitar problemas de manchas, floración de aditivos, etc. Para ello, las dificultades de procesarlo aumentan.

Ejemplo:

Como ejemplo les mostramos el poncho impermeable de PVC. Una prenda de lluvia realmente útil en situaciones imprevistas que nos pueden dejar totalmente mojados en sólo 30 segundos.

Ponchos impermeables de PVC

 

Los trajes de agua de nylon/PVC

El nylon, otro polímero artificial creado por el hombre, es un elemento de gran utilidad para la fabricación de vestuario de todo tipo, tanto laboral como de tiempo libre. El “nailon o nylon” es una fibra textil elástica y resistente que no precisa planchado y se utiliza en la confección de medias, tejidos y telas de punto entre muchos otras.

Su combinación con el PVC se ha empleado, desde ya hace muchos años, para lograr que el traje de agua sea realmente flexible y elástico a la vez que ofrece un confort excepcional. Además, aquello interesante de la fusión de dichas “materias primas” en la fabricación del traje es que se obtiene una prenda realmente ligera y con un grado de protección altísimo. Es decir, con menos cantidad o, mejor dicho, menor grosor, se consigue una relación resistencia-impermeabilidad optimizada.

Nylon PVC fabricación trajes de agua

Gracias a estos avances, el precio de la vestimenta del nylon-PVC ha mejorado mucho a lo largo de los años, siendo uno de los trajes de agua más vendidos a nivel mundial.

Ejemplo:

Como principal ejemplo les presentamos el traje de agua modelo Ingeniero de nylon recubierto de PVC. Dicho modelo está compuesto por una chaqueta y un pantalón separados. Sus costuras están cosidas y termo selladas por lo que se asegura una impermeabilidad total.

Traje de agua nylon PVC Ingeniero

Los trajes de agua de poliuretano

A nuestro parecer el traje de lluvia de poliuretano es uno de los mejores en relación a su durabilidad y prestaciones técnicas de calidad. Su precio es ligeramente superior per su vida útil le gana terreno a sus hermanos pequeños.

La tela de poliuretano es ligera y respirable, obviamente también es impermeable y es considerada una tela razonablemente fuerte aunque fácil de trabajar. Aquello ideal, al menos para el vestuario de agua, es que se fabriquen de forma hermética con la finalidad de aguantar el agua y la humedad ante cualquier situación.

Aunque recomendamos ojear siempre la etiqueta del vestuario (de hecho de todo el vestuario en general) y en el caso del traje de agua de poliuretano también, es conocido que el poliuretano “habitualmente” puede lavarse a máquina sin muchas dificultades. Para aquellos que prefieran curarse en salud pueden lavar las prendas con agua y jabón, a mano.

Poliuretano fabricación trajes de agua

Hay otro aspecto que creemos interesante destacar referente al poliuretano como material: su ecología. A diferencia de otros polímeros, el poliuretano no está compuesto de disolventes por lo que no produce toxinas perjudiciales. También es importante recalcar que es biodegradable y su material, en gran parte, se deteriorará con el tiempo.

Ejemplo:

En este caso lo ejemplificamos con el traje de agua de poliuretano modelo 800. Conjunto de dos piezas, totalmente impermeables y termoselladas que han sido fabricadas con un poliuretano fuerte y resistente de 0.45 mm., apto para las condiciones más exigentes y con una ventilación en las axilas para mejorar la transpiración.

Traje de agua de poliuretano verde

Los trajes de agua de poliéster/PVC

Antes que nada comentar que el poliéster es una de las fibras sintéticas más utilizadas en cuanto a la fabricación de vestuario. Por ello, los fabricantes de los trajes de agua no han desaprovechado las grandes ventajas y avances que se fueron desarrollando en el mundo del poliéster.

Sin embargo, en comparación con los otros materiales que se fabrican prendas similares, para conseguir las mismas garantías en cuanto a resistencia es necesario (para el fabricante) más material que, por ejemplo, en el caso del poliuretano. Así, tendremos un traje más grueso y por consiguiente menos flexible. Como es normal, cada uno puede preferir un tipo de vestuario impermeable por lo que, que sea más grueso puede ser incluso una ventaja.

Algunas propiedades físicas que cabe destacar del poliéster.  

  • No es absorbente.
  • Conserva bastante bien el calor.
  • Resistente a los ácidos, álcalis y blanqueadores.
  • Resistente a manchas.
  • Ofrece bastante brillo.
  • Alta elasticidad.
  • Resistente al estiramiento.
  • No se arruga fácilmente.
  • Más resistente que otras fibras sintéticas a la exposición de los rayos del sol.

 

Poliester-PVC para fabricación de trajes de agua

Aspecto a destacar sobre su ecología: el proceso de fabricación del poliéster utiliza productos químicos derivados del petróleo y/o del gas natural. Además, requiere el uso de materiales no renovables y de abundantes litros de agua para enfriarlo. De todas formas, el poliéster es considerado como un tejido químico bastante respetuoso con el medio ambiento (siempre que no sé combine con otras partículas) puesto que es posible fundirlo y reciclarlo. Habrán oído que también puede fabricarse el poliéster mediante botellas de plástico recicladas, ¡es cierto!

Ejemplo:

Uno de los mejores trajes de agua de poliéster PVC es el modelo 304, disponible en color verde o amarillo. Impermeabilidad y diseño y coste en harmonía. Su grosor es considerable 0,32 mm tanto en su chaqueta como en su pantalón. Una opción más que se debe de tener en cuenta a la hora de elegir un buen traje de agua.

Trajes de agua verdes o amarillos poliester PVC

Normativa para el vestuario impermeable en el trabajo

EN340 y EN343: Protección contra riesgos de intemperie.

Resistencia a la penetración de agua: clase 1 a 3, siendo la 1 la más baja.

Resistencia evaporativa: clase 1 a 3, siendo la 3 la más alta.

El pictograma que se emplea es el siguiente:

Normativa vestuario traje de agua

¿Cómo elegir la talla de un traje de agua?

Seguidamente se muestra una tabla orientativa para la correcta selección de la talla de un traje de agua. Sin embargo, es importante subrayar que aunque los fabricantes de trajes de agua y de cualquier ropa o tipo de vestuario estén “obligados” a mantener unos estándares, pueden variar ligeramente según el modelo.

Hay que tener en cuenta que los trajes de agua se acostumbran a llevar encima la ropa o uniforme de trabajo. Por ello, es más que recomendable darnos cuenta de ello y elegir la talla de la prenda de agua que más nos convenga teniendo en cuenta el vestuario que llevaremos debajo. Así, según pretendemos llevar ropa más o menos grueso o con más o menos volumen deberemos añadir una talla a la habitual.

Elegir talla correcta en trajes de agua

Talla numérica

Equivalencia

Cintura (cm)

Pecho (cm)

Altura (cm)

44

S

84-88

104-108

164-170

46

M

84-89

108-112

164-170

48

M

84-90

112-116

170-176

50

L

92-96

116-120

170-176

52

L

92-96

120-124

176-182

54

XL

104-108

124-128

176-182

56

XL

104-109

128-132

176-182

58

XXL

108-112

132-136

176-182

60

XXL

112-116

136-140

182-188

62

XXXL

116-120

140-144

182-188


Los colores más habituales en trajes de agua

La moda y los colores siempre nos dan que hablar. Sin embargo, el vestuario de lluvia, principalmente formado por los trajes de agua, sigue estando dentro de su propia moda invariable, aunque no indefinida.

Colores en trajes de agua

A pesar que las nuevas tendencias para esta temporada de otoño e invierno parecen ser los colores pasteles la ropa impermeable de trabajo sigue apostando por verdes oscuros, azules marinos o amarillos firmes. Revistas de moda aventuran una moda con colores unisex, con una inspiración retro, con verdes militares y… ¡no nos olvidemos de los ponchos! (aunque distan mucho de los impermeables de PVC de trabajo, se han inspirado en ellos, ¡pero mucho menos prácticos!)

Aplicaciones / Trabajos / Utilidades:

Cada traje de agua tiene unas particularidades que lo hacen más o menos apropiadas para un tipo u otro de trabajos. También es importante analizar el grado de confort de la prenda para adecuarse a una larga o corta jornada de trabajo. El uso en interior o en exterior es un condicionante menos importante y aumenta la decisión el hecho de elegir entre un traje de agua formado por dos piezas (chaqueta o pantalón) o bien formado por una sola pieza tipo capote o gabardina de agua.

A modo de resumen sacamos a la luz algunas de las aplicaciones más usuales:

-          Agricultores, campesinos, ganaderos que trabajan de sol a sol haga o no haga buen tiempo.

-          Constructores, obreros, reformadores o trabajadores a pie de calle que la lluvia no les permite parar para descansar.

-          Jardineros o apicultores que viven por y de las plantas.

-          Marineros, pescadores, trabajadores del puerto que el agua es su medio de vida natural.

-          Limpiadores de naves, de vehículos, de camiones, de grandes espacios, de calles, que trabajan con agua a presión.

-          Motoristas, repartidores, ciclistas o viandantes que quieren llegar a su destino (casa, trabajo o cima) sin parecer “patos mareados”.

-          En definitiva, todos nosotros podemos necesitar un traje de agua en algún momento y más de uno lo echó en falta en más de una ocasión y es probable que nunca olvide de ese día.

 

El precio de un traje de agua

Aquí llegamos a la pregunta del millón: ¿Cuánto vale un traje de agua? ¿Qué precio tienen? La respuesta del millón podría ser: ¿En Planas.pro? Des de 4,44 euros IVA incluido. Por ese precio (calculado a día de hoy pues es posible que se mueva arriba o abajo) disponen de una gabardina totalmente impermeable hasta más debajo de las rodillas, de color verde y fabricado con poliéster PVC, capucha fija y ventilación en dorso y axilas. Como se puede comprobar, el precio no es un problema cuando se quiere comprar un vestuario impermeable.

El precio es una variable que, en este caso, dependerá de si queremos un traje formado por chaqueta y pantalón, solamente la chaqueta (más formato capote o gabardina) o solamente los pantalones. Sin embargo, el color no será un aspecto fundamental para encarecer el precio de traje de agua, siendo los verdes, azules y amarillos bastaste similares en cuanto al precio.

Así que, para responder correctamente a la pregunta, uno debe comprobar los precios personalmente (www.planas.pro) y des de ya les adelantamos que en nuestra tienda online los encontrarán a un precio entre 4 y 25 € aproximadamente y según el modelo.

 

Para cualquier duda o aclaración no duden en contactarnos.

Los modelos expuestos como ejemplos los encontrarán en ésta misma web.

>Planas.pro