Categorías

Utilidades

Marcas

Toldos y lonas para camping

Lonas y toldos impermeables para camping, quizá uno de los artículos o telas impermeables que más utilidad nos van a dar cuando estemos en el camping, obviamente después de la caravana o la tienda.

Si deseas comprar una lona para el camping seguramente querrás informarte sobre las ventajas y debilidades de una de las lonas impermeables que se usan más habitualmente en los campings o zonas de acampada.

Hay campings de todo tipo: grandes, pequeños, turísticos, de montaña, de playa, etc. Sin embargo, un camping es como una pequeña ciudad, con su alcalde, sus tiendas, sus supermercados, sus vigilantes, sus habitantes y sus visitantes. Quizá un camping es lo más parecido a una urbanización privada. Y de lo más privada posible puesto que todos sus habitantes llevan una pulserita, marca o tarjeta que los identifica.

Una vez pasas a ser un miembro de la "gran familia del camping" (con todos tus derechos y obligaciones como campista) la vida te sonríe y la comunidad te agrupa como uno más. Es interesante ver como lo que antes era estrictamente privado pasa a ser más bien de la comunidad, pues claro, ya somos campistas oficiales.

Dejando de lado los búngalos y las casitas prefabricadas, es difícil encontrarse con una parcela que no utilice una lona de rafia impermeable. Las caravanas y las tiendas de campaña parecen pequeñas edificaciones hechas por grandes arquitectos que se encadenan una al lado de otra, completando un “skyline” que muchas ciudades ya les gustarían. 

Camping y sus lonas, telas, toldos...

Y es que por ellas solas, las tiendas de camping de hoy en día, ya son unas complejas edificaciones dignas de admirar. Pero a la vez, lo que realmente le gusta a un campista es hacerse una parcela totalmente personalizada: con sus gadgets, apaños, arreglos a medida, suelos de rafia, techos mediante lonas…  y emplear lo que se conoce como “la mejora continua”. Una parcela que va mejorando diariamente puesto que un buen campista no descansa hasta tener la parcela de sus sueños. Eso sí, no hay que olvidarnos que estamos en un camping i que hemos venido a descansar y a estar con la familia.

Así pues, llegamos a lo más fundamental. La familia. Porqué estar en un camping es estar en familia y amigos. Compartir buenos ratos con ellos y con algunos que solamente nos encontramos una vez al año y que muy probablemente sean extranjeros; franceses, holandeses (donde la cultura campista está también muy arraigada). Si es que somos de repetir año a año, llegar al camping es encontrarnos con todos ellos y repetir las vivencias del año anterior o incluso del primer día que os conocieseis.

Para ellos (nuestra gran familia) es el motivo de montar una buena parcela, equipada hasta el más mínimo detalle, con sus accesorios y sus lonas y toldos por todos lados.

Lonas toldos para caravanas

Llegados a este punto queremos analizar lo que supone una lona impermeable para una parcela de camping. Las ventajas y los inconvenientes (o más bien los riesgos) de tener una lona en el camping.

Ventajas de las lonas del camping:

Empecemos por lo bueno, que en parte es aquello que nos hará comprar una lona impermeable y no un paraguas, por ejemplo.

La principal: el precio.

Las lonas o toldos de rafia impermeables son baratas. Ese aspecto es fundamental puesto que la inversión de otros accesorios del camping puede llegar a ser muy costosa. Por ejemplo, una lona pequeña que nos serviría como tela impermeable encima de la caravana nos costaría alrededor de 2,40€ (ejemplo por una de 2x3 metros).

La segunda: su función.

Una lona para camping debe ser impermeable. Es una de las funciones más requeridas para los campistas puesto que en un camping hay días buenos con sol y días no tan buenos con lluvia, granizo o incluso nieve. Así pues que sea una lona impermeable y que la podamos colocar encima de la caravana, avancé, remolque tienda,  tienda de campaña… es más que aconsejable. Es imprescindible. Lo bueno, todas las lonas de rafia de polietileno llevan una doble capa plastificada impermeable, desde la más simple y más barata hasta la más resistente y más cara. Por lo tanto, es importante recalcar que: grosor o gramaje no va directamente relacionado con impermeabilidad.

Seguimos con otra ventaja de un toldo para camping: la protección.

Una lona para toldo nos protege. Ya hemos visto que de la lluvia y el agua también pero es que además protege también nuestra caravana o nuestro material que tengamos en la parcela. Y nos preguntamos, ¿de qué protege una lona? En primer lugar del sol. Evita que los rayos del sol desgasten las lonas de la tienda, los plásticos de la caravana… En segundo lugar, de la resina (enemigo número 1), del polvo y la suciedad, de las ramas caídas, las piñas o incluso de los balones que nos puedan caer del vecino.  

Otras ventajas: multiusos.

Estas “lonas para camping” no tengan una función principal puesto que realmente son multiusos. ¿Queremos cubrir el coche puesto que lo tendremos aparcado durante unas semanas sin quitarlo? Utilizamos una lona impermeable. ¿Queremos cubrir la leña para barbacoa cuando llueva? Utilizamos una lona impermeable. ¿Queremos intimidad y buscamos crear una falsa pared entre dos parcelas? Utilizamos una lona de rafia. ¿Queremos tapar el sol para que no nos pegue directo? Una lona blanca será la mejor opción. ¿Queremos evitar que se nos impregne la resina de los árboles? Utilizamos una lona impermeable. Y así se podría seguir... llegando a la conclusión que se trata de una lona multiusos.

Y más aún: lona para techos y suelos de rafia.

Y es que tienen la particularidad de ir arriba o abajo, es decir, arriba como techo y abajo como protección al suelo. A partir de una lona de polietileno se pueden crear sub-tiendas o sub-compartimentos dentro de la parcela, creando toldos y pérgolas para resguardarnos y partes del suelo protegidas por un suelo de rafia para andar descalzo, como entrada para la auto-caravana o incluso para que jueguen los niños sin temor a que se entren hierbas, hojas, arenas o piedras. Más aún, cuando utilizamos un suelo de rafia estamos agilizando las tareas de limpieza, puesto que es muy fácil limpiar o pasar la escoba por encima la lona. Por último, hay que tener en cuenta que esas lonas para toldos de camping tienen protección a los rayos UV, por lo que no se requeman con el sol.

Lona de camping

Otra ventaja importante: facilidad de montaje.

Comprar un toldo o una lona es el primer paso. Luego hay que montarla o colocarla donde se quiera. Parece una tarea complicada pero no lo es. Aquello que hace sumamente fácil su colocación son los ojales (o arandelas, ojetes, etc.). Los orificios redondos que se ubican en todo el lateral, normalmente a un metro de distancia entre ellos y están fabricados de aluminio o plástico reforzado. Mediante estos ojetes podremos colocar el toldo muy fácilmente y agarrarlo con unas fijaciones extensibles, una cuerda fija toldos o incluso con unas simples bridas. Aquí no hay una regla fija y cada uno puede colocarlo con aquello que tenga a mano. Sin embargo, es importante fijar la lona de forma correcta puesto que el viento o la lluvia no nos compliquen nuestra campaña. También es importante recalcar que en cada esquina hay un ojal, puesto que es la parte que se suele utilizar para sujetar un toldo.

Terminamos con: las medidas de una lona campista

Todas las ventajas expuestas en los puntos anteriores solo serán ventajas siempre que encontremos una lona impermeable a la medida que necesitamos. Por suerte, este aspecto puede ser una ventaja y no un inconveniente. Prácticamente disponemos de todas las medidas o de aquellas medidas más habituales que se suelen utilizar en los campings. A modo representativo, aquí en nuestra web encontraran más de 28 medidas posibles entre los diferentes gramajes y colores de cada toldo.

A continuación nombramos las más habituales, desde las medidas más pequeñas hasta las más grandes: (pudiéndose poner de ancho o de largo indistintamente).

1,5 x 5 metros

1,55 x 6 metros

1,8 x 3 metros

2x3 metros

2x4 metros

3x4 metros

3x5 metros

3x6 metros

6,5x5 metros

4x4 metros

4x5 metros

4x6 metros

4x10 metros

4x12 metros

5x6 metros

5x8 metros

5x10 metros

5x12 metros

5,4x8 metros

6x8 metros

6x10 metros

6x12 metros

6x14 metros

7x9 metros

8x10 metros

8x12 metros

10x12 metros

10x15 metros

Desventajas de las lonas del camping:

Todo lo que existe en este mundo tiene desventajas, aunque algunas menos que otras. Empecemos por aquellas que recomendamos tener presente a nuestros clientes, siguiendo nuestra filosofía de guiar la compra y ayudar al cliente a tomar la mejor decisión.

Primera desventaja: el viento es el peor enemigo del toldo

Como estamos delante de unas lonas de peso ligero y fácil de montar, es muy recomendable utilizar cuantos más ojales mejor para atar bien el toldo. La razón principal es el riesgo de desgarro que puede sufrir la lona (sobre todo las menos resistentes – de menos gramos por metro cuadrado) cuando nos viene a visitar una fuerte ráfaga de viento. El comportamiento del viento, el enemigo principal de un toldo, es buscar todos aquellos agujeros que haya, empujando la lona y haciendo presión con los ojales. Entonces, cuantos más ojetes tengamos ligados, menos posibilidades de que se desprenda. Así que, ¡atención a las fuertes ráfagas de viento! La solución: elegir una lona de más resistencia o gr/m2, por ejemplo, una de 250 gr/m2.

Toldos y el peligro del viento

Segunda, el granizo es el segundo enemigo de las lonas

Las tormentas son factores ambientales difíciles de evitar. Como tal, algunas veces descargan con fuerza y violencia y ponen todo el camping patas arriba. A cuantos nos ha pasado estar en la piscina del camping bañándonos y de repente nos cae un chubasco de golpe y porrazo. Todo el mundo corre recogiéndolo todo, poniéndose a salvo. Si el chubasco se queda en agua, no hay problema. Si la tormenta se queda en granizo pequeño, aún aguantará el toldo. Si el granizo empieza a ser considerable tememos que aquellas lonas más finitas o ligeras puedan sufrir un buen desgaste. Sin embargo, hay un pequeño truco que consiste en destensar un poco la lona para que el golpe de la piedra al caer sea menor que si el toldo está tensado en exceso. Parece obvio, ¿verdad? Así que la solución es comprar una lona lo más gruesa posible, con el encarecimiento que supone. Esto nos aumentará la protección ante esas tormentas feroces que todos hemos vivido más de una vez.

Para finalizar: la vida útil de una lona es muy difícil de predecir

Muchos clientes campistas nos preguntan: ¿Cuánto me va a durar el toldo? ¿Me garantizan una buena duración? Aquí queremos ser claros y transparentes y les devolvemos las siguientes preguntas: ¿Para qué va utilizar la lona? ¿La va a poner y a quitar a menudo? Según la respuesta a esas preguntas les aconsejaremos una lona o toldo de rafia de más o menos grosor, con lo que mejoramos los años de vida útil del producto. La climatología juega un papel importante y es comprensible que un toldo que sufra día a día lluvias torrenciales va a durar menos que uno que este tapando leña en un cobertizo. La solución, siempre elegir un gramaje superior a lo que uno elegiría para una utilidad concreta. Y no se trata de coger siempre el más caro, ¡hay toldos más gruesos y de menor precio!

Los colores de las lonas/toldos y el punto final

En este último apartado les hablamos de los colores más típicos de las lonas impermeables camping.

A pesar que cada vez el campista quiere tener su jardín (parcela) con colores homogéneos y a juego con su caravana, tienda de campaña o remolque, los colores de las lonas suelen pasar a un segundo grado puesto que la prioridad es encontrar la medida deseada.

Sin embargo, el color verde, azul y blanco se llevan la mayor popularidad entre los campistas. Son colores que para una lona combinan con la mayoría de accesorios del camping y no provocan lo que muchos dicen de “ruido ambiental”.

Ahora van apareciendo toldos transparentes que nos permiten ver detrás o toldos traslúcidos que dejan pasar la luz. También van ganando terrenos los toldos negros y grises, por ser un color más fuerte y aparentemente más dificil de ensuciar.

Aún no nos imaginamos unas lonas amarillas, unos toldos rojos, púrpuras o incluso violetas. Los colores siguen siendo los clásicos y la verdad es que es esto beneficia al campista puesto esos colores son mucho más baratos (por aquello de la producción a gran escala).

Así pues, como punto y final queremos agradecerles que hayan llegado hasta aquí. Para consultas, preguntas o aclaraciones no lo duden, consúltenos. Un buen asesoramiento puede ser la clave para elegir bien la lona impermeable para una buena estada en el camping.

Avance al futuro del mundo de camping

Para los amantes del camping y para aquellos que les gusten las innovaciones que nos depara nuestro futuro más inmediato les dejamos un vídeo interesante de 40 ideas más o menos factibles para crear una tienda de campaña, búngalo o similares.

Sin duda, pasar unas vacaciones de camping envolatados con esas tiendas modernas seria una gozada. Sin duda, ¡estamos esperando a que lleguen para probarlas!